BIOMAGNETISMO

La terapia del par biomagnético se basa en las propiedades magnéticas de los componentes del cuerpo humano. Su objetivo es conseguir el equilibrio bioenergético y del pH del cuerpo.
"El par biomagnético está compuesto de dos cargas principales de polaridad opuesta que se forman a expensas de la alteración fundamental del pH de los órganos que las soportan.
Cada enfermedad tiene su propio par o asociación de pares biomagnéticos y puede ser tratada aplicando imanes sobre los polos en cuestión. El polo sur o positivo (generado por exceso de iones H+) lleva a la acidificación y favorece la presencia y el desarrollo de virus. Por el contrario, el polo norte o negativo (generado por déficit de H+ y por la presencia de radicales libres) lleva a la alcalinidad y favorece la presencia y desarrollo de bacterias y otros gérmenes.
El par biomagnético es un sistema limpio, inocuo, preciso y eficaz. Permite diagnosticar una alteración fisiológica incluso antes de que aparezcan los síntomas y, por ello, es una terapia preventiva. Una vez aparecidos los síntomas permite neutralizar la causa que los produjo”.
La acción de los imanes activa y potencia las defensas propias del organismo. Su principal acción es la de reforzar las defensas naturales de la "farmacia interna", inherente a todos los individuos.

 
 

 


Web site eleborado por GitMag & Carmen Sos © 2010

© Copyright 2010